jueves, 13 de mayo de 2010

Laberinto



A veces te encuentras mal y puedes pedir ayuda, sabes lo que te ocurre y puedes expresarlo. Pero a veces estás tan desanimada, tan perdida, que ni siquiera sabes dónde acudir, o lo que te hace falta para salir de esa situación de desesperanza y desorientación. Ni tan solo tienes fuerzas ni capacidad para expresar que te ocurre. Y cuando esto pasa ya no se trata de que desees no estar aquí, en esta vida, en unas circunstancias determinadas. Lo que sucede es que ni querrías estar aquí. No querrías estar en ningún sitio.

2 comentarios:

Tarha dijo...

Lo verdaderamente importante es que no estas ni estaras sola.
Tarha

amber dijo...

Se que sonará tonto, pero cuando te sientas así, aferrate a esa persona que siempre piensa en tí, por que cuando alguien te ama de esa manera, nunca estás sola.

Un beso